Read this page in English.

El temor y la ansiedad sobre la COVID-19 pueden ser abrumadores y causar emociones fuertes en adultos y niños. Todas las personas reaccionan de manera diferente ante situaciones de estrés. Las respuestas al estrés durante un brote de una enfermedad infecciosa pueden incluir:

  • Miedo y preocupación acerca de su propia salud y la salud de sus seres queridos.
  • Cambios en los patrones alimenticios o del sueño.
  • Dificultad para dormir o concentrarse.
  • Empeoramiento de problemas de salud crónicos.
  • Aumento del consumo de alcohol, tabaco u otros fármacos.

Middle age woman in deep thought

Si usted o alguien que le importe continúa mostrando signos de estrés y usted está preocupado, es posible que desee buscar ayuda.

La Línea de ayuda en caso de angustia frente a desastres de SAMHSA,
1-800-985-5990, proporciona asesoramiento y apoyo en caso de crisis los 365 días del año, los 7 días de la semana, las 24 horas del día, a personas que experimenten angustia emocional relacionada con desastres naturales o causados por los humanos.

Para obtener información precisa y actualizada sobre la COVID-19, visite la página web del CDC.

Llame al Centro de información y acceso las 24 horas de Alliance al 800-510-9132 y un médico con licencia lo ayudará a encontrar el tipo adecuado de ayuda.

Consejos prácticos para cuidarse y reducir el estrés

Mantener las conexiones virtuales con otras personas. Hable con personas de confianza acerca de sus inquietudes y cómo se siente.

Tómese descansos de mirar la televisión, leer o escuchar historias en las noticias, incluidas las redes sociales. Escuchar sobre la pandemia en repetidas oportunidades puede ser triste.

El Movimiento corporal ayuda a deshacerse de la acumulación de hormonas del estrés adicional. Ejercite una vez al día o en menor cantidad a lo largo de todo el día. Si a usted no le gusta ejercitar, haga algo simple, como salir a caminar, estirar suavemente o meditar.

Tómese tiempo para relajarse. Trate de hacer algunas otras actividades que le gusten como escuchar música, trabajar en su jardín, o leer.

Cuide su cuerpo. Asegúrese de dormir y descansar lo suficiente cada día. Ingiera comidas y refrigerios saludables y asegúrese de beber mucha agua. Evite la cafeína, el tabaco y alcohol. Respire hondo. La respiración profunda puede sacar al estrés fuera del cuerpo y ayudarlo a tranquilizarse. Incluso puede ayudar a detener un ataque de pánico.

Es posible que desee comunicarse con alguien en caso de que el estrés interfiera con sus actividades diarias durante varios días seguidos.

Senior woman relaxing in park sitting on grass

Llame al Centro de información y acceso las 24 horas de Alliance al 800-510-9132 y un médico con licencia lo ayudará a encontrar el tipo adecuado de ayuda.

Stress Flyer Thumbnails